Recetas

Pollo al Curry a mi manera.

Hello! Hello!

Hoy les dejo con esta ricura de receta, que tenía pendiente subirles.

Nunca me consideré una fan del curry, me lo encontraba muy fuerte de sabor. Pero un día viendo una serie de Netflix, vi una receta que me despertó la curiosidad por este ingrediente.

Era una receta para vegetarianos, pero de igual forma se veía riquísima. Mi hijo que veía la serie conmigo, me dijo mami quiero probar algo parecido a eso. Ustedes saben que cuando mis oídos escucharon que mi hijo quería probar algo con vegetales, fue como música para mis oídos, jajajaj.

Así que inicié una búsqueda de opciones, y luego me senté a elaborar una que me gustara a mí. De allí nace esta receta, la cual considero es muy rica.  Si te gusta el curry y el sabor a coco, uuff esta receta es para ti. Y si no te gusta el curry, te invito a probarla, creeeemeee que te va a gustar.

Esta receta es riquísima y se ha convertido en una de las favoritas de nuestra casa. No te preocupes, además de rica es bien fácil, y toma como 30 minutos hacerla.

INGREDIENTES:

  • 4 Pechugas de pollo cortada en cubos
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cdas de gengibre picadito
  • 1/3 taza de recaito o verdurita picadita
  • Cilantro ancho picadito
  • 2 cucharaditas de curry en polvo.
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 1/2 pimiento morrón rojo picado en lonjas finas.
  • Una lata de leche de coco normal.
  • Media cebolla blanca picadita
  • 1-2 cdas de azúcar morena
  • Sal/pimienta al gusto

Procedimiento:

Sazona tus pechugas de pollo con sal y pimienta y reserva. Luego corta y prepara todos tus ingredientes para que los tenga a mano, y puedas dedicarte a hacerla tranquila, sin prisa de que se te olvidó picar o cortar algo.

Echa 2 cucharadas de aceite de coco en un sartén y sofríe la cebolla hasta que estén transparentes o cocidas. Luego agrega el ajo y el jengibre. Echa el curry en polvo, las verduritas y Mezcla bien.

Luego agrega media cucharadita de aceite y agrega los pimientos morrones. Y mueve constantemente a fuego medio bajo, para que los pimientos se puedan cocer un poco. Luego agrega tu pollo cortado en cubos.

Agrega sal y pimienta, y cocina hasta que el pollo este cocido y tenga un poco de color. Ahora le agregas la leche de coco, el limón y el poquito de azúcar. Sube el fuego y deja que hierva un poco, para que todos los sabores se mezclen completamente.

 

Prueba y rectifica. Aquí es el punto donde le echas lo que quieras: más sal, azúcar, más curry en polvo, etc. Deja a fuego bajito por unos minutos y ya está listo.

Sirve con arroz blanco. O puedes hacer un bowl, como lo hago yo, agregándole aguacate (Dios mío que antojo de nuevo de esta comida)

 

Cuéntame que te pareció?

Un abrazo,

Karina.

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *