Para las Madres

5 consejos para ayudar a que tus hijos colaboren con tareas domésticas.

Como madres no queremos educar turistas ni adultos que luego no sepan cuidar de sí mismos, mucho menos de sus familias. Esto se logra poco a poco y sin tirar la toalla.

La persistencia, es lo que hará que tus hijos entiendan  que las tareas del hogar son parte de su responsabilidad personal y no solo algo que mamá o papá harán.

Hoy te cuento sobre 5 aspectos que harán de esta tarea algo más fácil.

  1. Permanece constante. Esta es una de las cosas más importantes que debes practicar cuando deseas que tus hijos colaboren en el hogar. No hagas la limpieza por ellos si tardan demasiado o simplemente, no quieren hacerlo. Si le dijiste a tu hija preadolescente que doblara una ropa, déjala ahí hasta que ella misma lo haga. Si al no hacerlas, quieres establecer consecuencias, entonces comunícalas. Poco a poco irán entendiendo que son tareas de ellos y solamente de ellos.
  2. Comienza a asignar responsabilidades a una temprana edad. Un error común que muchas personas cometen, ya que no son conscientes de que los niños a una edad temprana, pueden colaborar de muchas formas en la casa. Incluso niños de tan solo 2 o 3 años, pueden hacer ciertas cosas que los acostumbrarán más adelante, a realizarlas de forma normal, porque ya es parte de su rutina.
  3. No te preocupe por que todo sea perfecto. Tu hijo no hará sus tareas perfectamente, y eso está bien, y debes entenderlo, lo que sí importa, es el esfuerzo que realicen. Algunas de estas tareas deberás dejarlas así tal cual como ellos las hagan, como por ejemplo, doblar ropa y arreglar la cama, y sobre todo, no corregirlas en frente de ellos. Entiende que si los juzgas por esto, pueden perder la motivación para seguir haciendo sus responsabilidades. Más adelante, tendrás muchas oportunidades de ir logrando que mejoren en ellas. Sin embargo, si habrán otras tareas que deberás revisar, como por ejemplo, lavar los platos. Pero entiendo, puedes esperar que ellos no estén para revisar y corregir cualquier cosa.
  4. Elogia siempre el esfuerzo de tu hijo. Los niños siempre tratan de hacer la cosas bien, por eso cada vez que haga algo, hazle saber que están haciendo un buen trabajo.
  5. Analiza ofrecer una posible recompensa. Este punto es algo muy individual de cada familia.

Hay padres que entienden deben darle una motivación extra a sus hijos, con premios, ya sean estos juguetes o dinero. Otros, pueden entender que están enseñando a sus hijos, a que debe ser recompensado para hacer algo que se supone debe hacer por sí solo.

Piensa cuál es tu decisión en ambas, puede ser que decidas hacerlo cuando tus hijos ya estén en la adolescencia.

Realmente, nosotros comenzamos desde que los niños estaban pequeños, con pequeñas tareas. Cosas tan sencillas como el recoger los juguetes inmediatamente terminan de jugar. Se recuerdan de la canción, a guardar! A guardar! Cada cosa en su lugar!…

Hoy en día, nuestros hijos están más grandes y las tareas se han ido poniendo más de acuerdo  a sus edades. Cuéntame, que tareas les has puesto a tus pequeños?

un abrazo,

Karina

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *