Organización y Hogar

Como blanquear y eliminar el mal olor de las toallas blancas.

Todas a partir de un momento, nos convertimos en amas de casa, y esto nos lleva a buscar una serie de informaciones sobre cómo hacer todos los quehaceres del hogar (limpieza, lavado, planchado, cocina, etc…), de la mejor forma posible. La verdad es que es todo un mundo.

Hoy me gustaría hablarte sobre las toallas blancas y como mantenerlas brillantes y sin mal olor.

Las toallas blancas con el tiempo se vuelven sucias y amarillentas, y si no son lavadas correctamente, pueden tomar un mal olor. Te ha pasado, que sales del baño, limpia y olorosa, y tomas una toalla y cuando se moja, huele maaaal, y para colmo deja el mal olor en tu piel, obligándote a tomar de nuevo el baño. Horribleeeee!

Se piensa que el cloro es la cura para este mal, sin embargo no es así. Ayuda a blanquear un poco, pero igual se vuelven amarillentas. También cuando se abusa de uso, no solo dejamos las toallas con el fuerte olor, sino que la cargamos del producto, la tela se pone dura, y se van destruyendo las fibras de las toallas.

Aquí te dejo lo que he estado usando desde hace poco, y he visto que me ha aclarado bastante todas las toallas blancas.

  

Productos a usar:

  • ½ taza de Bicarbonato de Sodio
  • Vinagre Blanco

Para eliminar el olor a moho, deberás lavar las toallas con bicarbonato de sodio y vinagre blanco en agua muy caliente.

Para lavadoras normales, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio como detergente. Para aquellas que tenemos máquinas HE, usa la medida de la lavadora para detergente en polvo.

En el caso del vinagre blanco, colócalo en el lugar donde pondrías el suavizante de telas.  Entonces, para usar en una lavadora normal, agrega 1/4 taza de vinagre blanco al ciclo de enjuague. Si tienes una máquina HE, vierte el vinagre blanco hasta la línea completa en el compartimiento del suavizante de telas.

Te reitero que no los laves usando los dos productos al mismo tiempo, leí que juntos reaccionan. Por lo que no me atreví a inventar.  El primer ciclo se hace con el vinagre, y el segundo, con el bicarbonato de sodio.

Si no deseas echar esto en tu lavadora, puedes usar el siguiente metodo:  Toma 4 litros de agua tibia y agrega una taza del Bicarbonato de Sodio y media de Vinagre. Deja reposar por una hora, y luego echa en tu lavadora con tu detergente normal.

Ahora que están limpias, es muuuy importante que las seques bien. Si cuentas con patio, siempre la mejor opción de secado será aire libre y una buena dosis de sol, también puedes usar la secadora en una temperatura bien caliente.

Verás que cambiarán bastante, y el olor desaparecerá. Entiendo no es necesario que las laves semanal. Puedes pasar varios meses y dar lavados de mantenimientos.

Pruébalo y déjame saber que tal te ha funcionado.

Hasta la próxima,

Karina.

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *