Personal

Principios para tener una buena Amistad

Hoy en día, las buenas amistades son más difíciles de encontrar. La pérdida de valores, el interés por las cosas materiales, la creciente ola de envidia, entre muchas cosas más, hacen que muchas amistades se creen, pero pocas perduren en el tiempo.

Durante mucho tiempo pensaba que para alimentar una amistad se requería de horas para poder compartir, y postergaba muchas salidas, porque no contaba con ese tiempo para mí y ellas en mi agenda. Me daba pena y sabía que estaba mal, que viera amistades muy queridas, solo para cumpleaños y fechas especiales.

Un día, abrí los ojos y dije: Dios mío! ¿Que he estado haciendo?  No necesito de un plan para ver a una amiga, solo me basta el deseo, y hasta media hora de mi día. Y ahí, caí en cuenta de lo rápido que puede perderse una amistad.

Decidí cambiar. Aprendí a reconocer el valor de una amistad, no solo en momentos puntuales, sino en ese día a día. Que debo agendarlo, como se hace la cita médica y la reunión del trabajo. Que puedo ser madre 24/7 y sacar ese momento para un café, luego para un cine, y así sucesivamente. Porque la rutina continua, y todo siguee.

He estado ya trabajando en eso desde hace un tiempo, y no les puedo explicar el maravilloso cambio que ha tenido mi vida.  Este año me he propuesto compartir aún más con mis amigas, darles más tiempo de calidad a nuestra amistad y fortalecer ese lazo que nos une. Soy muy dichosa, no por la cantidad de amigos que tengo, sino por la calidad de ell@s como persona.

Hoy quiero invitarte hacer una análisis de tu persona y las amistades que tienes. Expondré algunos puntos que entiendo son base fundamental para una buena amistad, y espero que encuentres muchos de ellos presentes en las tuyas. Y si ves algunos en los que tienes que mejorar, pues te dispongas a hacerlo, para que desarrolles y fortalezcas tu amistad con esa persona.

  1. Recuerde los cumpleaños y fechas especiales. Aunque sé que suena algo no tan importante, lo es. Significa que es una persona a la que tienes presente.
  2. Este presente en la vida de sus amigos. Si no se hace un esfuerzo, la amistad no sobrevivirá. Hay que estar presente en muchas ocasiones. El contacto, las experiencias en las buenas y en las malas, es lo que hace que una amistad pase de casual a cercano.
  3. Ofrece y presta ayuda, siempre que sea necesario. Definitivamente, esto no puede faltar. No puede haber una amistad fuerte, si cada vez que tu amig@, tenga un problema, tu no aparezcas. Aquí lo importante, es ofrecer tu ayuda, pero no como TU quieras, sino como tu amigo la necesite.
  4. Se leal. Esta palabra abarca muuuuchas cosas. Significa, defenderlo hasta en la ausencia, no hablar mal de esa persona a sus espaldas, estar ahí en los tiempos de problemas, pensar en lo que le pueda convenir a esa persona, en fin, pensar en no hacerle daño. La lealtad es una decisión y un acto de voluntad.
  5. Háblale la verdad. Siempre, siempre. Y si en algún momento, entiendes que la verdad duele, no la tires bruscamente, se gentil.
  6. Realiza sacrificios por la amistad. Esto es un punto muy importante, no siempre pienses en acomodarte a ti mism@. Toma turnos, en algún momento acomoda a tu amig@ sea en el lugar donde se verán, o en cualquier cosa, y de igual forma, en la próxima, ella que te acomode a ti. Se llama consideración y es una calle de doble vía.

Todos los meses, saco y busco yo misma, ese tiempo para compartir con mis amigas. Es pura terapia de risas y cosas de mujeres, cosas que solo una amiga puede brindarme.

La vida no solo es trabajo, los hijos y la pareja. Las amistades forman una parte muy importante en nuestras vidas, y son necesarias para el buen funcionamiento de nosotras como seres humanos.

A ver, cuéntame, que más agregarías a la lista?

Nos vemos pronto,

Karina.

ASMIDR

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *