Para las Madres

Consejos de alimentación para nuestros niños en el verano.

pautas y consejos de alimentacion para tus hijos en el verano

Formalmente ya estamos en vacaciones, y esto significa libertad en horarios, mayor flexibilidad y tiempo de disfrutar. Pero en esta flexibilidad, no podemos olvidarnos de que nuestros hij@s, necesitan una sana y buena alimentación.

Una de las características del verano, además de tener hermosos y soleados días, es el inmenso calor que tenemos que soportar. Nuestro cuerpo cambia, reacciona perdiendo apetito y deseando más líquidos que sólidos.

Así como pasa en nosotros, también pasa en nuestros pequeñ@s. Es por esto que debemos de tratar de tenerlos hidratados con alimentos, y lograr que la alimentación que tengan en verano sea optima y adecuada.

 Algunos ejemplos de alimentos ideales para el verano son:

Comienza por darles todas las frutas de temporadas. En nuestro país, tenemos una gran cantidad de frutas disponibles durante el verano. Puedes tomarlas y dárselas en diferentes presentaciones: cortadas, con yogurt, en batidas con leche, como postres, entre muchas más. Frutas como: guineo, mangos, melón, sandias, cerezas, guayabas, manzanas, fresas, etc. Cada una posee nutrientes diferentes que ayudarán a complementar la alimentación diaria de tus hijos, lo mejor de ellas es que son ricas en vitaminas y bajas en calorías, por lo que evitan el estreñimiento y la obesidad.

Verduras y Vegetales. Introduce en su comida verduras y vegetales que puedan ir probando y ampliando las opciones de platos en su día a día. Algunas opciones crema y caldos, vegetales mezclados con huevos o carnes, otra opción puede ser, lasaña de berenjena, pancakes de Auyama, pizzas con vegetales, etc.

Helados y sorbetos caseros. Esta es una de las favoritas de todos los niños. A mí me encanta, porque aprovecho y les preparo sorbetos, uso las frutas que mis hijos no quieren comer, las hago jugos, y luego las friso. Ellos felices, comiéndolas como si fueran paletas de helados. También puedes hacer helados, de las combinaciones de leche con frutas y yogurt con frutas.

Jugos y batidos. Creo que esto sería lo más fácil de todo, las combinaciones de jugos son infinitas, son muy saludables y se hacen en un dos por tres, como decimos. Atrévete a mezclar, fresa con chinola, manzana y piña, y deja que tu imaginación vuele, con las diferentes creaciones que puedes hacer, y que ellos pueden aprender a tomar.

Como ves, todo está en la forma en la que podamos ir dando estos alimentos a nuestros pequeñ@s.

 Pautas que recomiendo para la alimentación:

Recuerda, mantener los horarios de las principales comidas de tus hij@s. Cuando alteramos el horario o rutina de comida de nuestros hij@s, cambiamos por igual la cantidad de comida que ingieren durante el día y afectamos su apetito. Trata de respetar los horarios de comidas, en lugar de usar comida pesada, trata de darles comidas ligeras, como algunas de las ya recomendadas.

Permite que coman pausados y sin prisa. Esto ayuda a que tengan una buena digestión y a evitar los problemas intestinales.

Mantén las meriendas. En ellas incorpora jugos y frutas, galletas de avena y otros alimentos saludables.

Respeta el tiempo de digestión. Dependiendo del tipo de comida a ingerir, se debe respetar el periodo de digestión antes de bañarse o meterse en el agua. Es recomendable esperar al menos una hora y media o dos después de comer para bañarse en la playa o en la piscina. Evitemos en nuestros pequeñ@s, dolor abdominal, náuseas y vómitos.

Ahora nos toca ponernos manos a la obra, para tratar de aprovechar este tiempo en casa con los niños y alimentarlos lo mejor posible. Sobre todo, valorando que ahora en verano, tenemos un poco más de tiempo para prepararles ricas comidas.

Hasta la próxima,

Mother On!!

Karina.

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *