Para las Madres

Educando a tus hijos a donar sus juguetes.

donar juguetes

Durante el año, nuestros hijos reciben de sus padres y de todos los familiares y amigos cercanos, muchos juguetes, por motivos de cumpleaños, premios, navidad, de viajes, entre otros.  Es bueno enseñarlos a compartir aquellos juguetes o ropas, que por cuestiones de calendario o porque ya no usan, con otros niños que puedan necesitarlo.

En todas las edades de mis hijos, he visto como  los primeros días todos los juguetes son favoritos. Luego de varias semanas, se quedan con unos cuantos, y los otros pasan a cajas para ser recordados de vez en cuando. Por eso, hacemos limpieza de juguetes varias veces al año,  principalmente en épocas de navidad.

Al principio cuando están más pequeños se les hace difícil realizar estas limpiezas, pero a medida que van creciendo, van tomando conciencia de lo afortunados que son, y llegan a hacerlo por decisión propia.

Para prepararlos para esto, es bueno que primero tengas una conversación, con ellos, donde le expliques con seriedad, que existen niños que no tienen con que jugar y ese regalito, hará que ese niño(a) sea muy feliz, que el (ella) tiene muchos juguetes, y que no juega con todos. Cuando tengas esta conversación, dale razones suficientes para motivarlo hacerlo, por ejemplo, recuérdale las fechas en las que el recibe juguetes durante el año y que esa acción tendrá recompensa, porque eso agrada y hace muy feliz a Dios.

Cuando vayas a iniciar la limpieza, hazlo divertido; traerles una caja para que se desprendan de sus juguetes, puede ser un atemorizante para ellos. Así que ponte creativa y conviértelo en un juego.

Bríndale opciones de juguetes a regalar, y déjalos que ellos elijan. Hazle preguntas que puedan ayudarlos a seleccionar cuales juguetes regalar, cual no te gusta?, recuerdas que este lo usabas cuando estabas pequeñito?, esta última lo hará que piense que ya está grande para usar determinado juguete.

No los apures, en ese momento enfrentarán una encrucijada muy grande, y mientras más lo piensen, más seguros estarán de su decisión y menos arrepentimiento tendrán luego.

No te enojes ni le muestres sentimientos negativos. Para ellos es difícil, están desprendiéndose de cosas que aman, trata de ponerte en su lugar, y ten un poquito de paciencia.

Dales tiempo suficiente. Probablemente en la primera prueba no sacarás gran cantidad de juguetes. Ten en planes que tal vez, necesitarán hacerlo de nuevo, al día siguiente.

Si existe algún juguete en particular, que se le hace muuuy difícil de regalar, déjalo en tu casa guardado en un lugar donde no lo vea, si unos días después pregunta por él, devuélveselo, si no, luego de varias semanas, entonces regálalo.

Por último, diles lo orgullosa que estas por haber compartido con otros, y dale un premio que no sea otro juguete, ejemplo, sal a comer helado con él, otórgale un diploma, pero sobre todo, hazlo sentir especial.

A mí me ha pasado, que veo ropas y juguetes, que me pegan fuerte en el lado emotivo, recuerdo lo pequeño que eran cuando lo usaban, y caigo en la realidad de que están creciendo súper rápido. De repente, la madre (o sea yo) no quiere que él (ella) se desprenda de ese artículo en particular. Así que no pienses que esto será solo un ejercicio para ellos, también lo será para ti.

Puedo sugerir que si te llega a pasar esto tanto a ti, como a tu hijo, tírale una foto a ese artículo y así podrás tenerlo como recuerdo.

Tienes algún otro método para que tu hijo se desprenda de sus juguetes? Cuéntanos y compártelos con otras madres que leen este blog.

Hasta la próxima lectura!

Mother On

Karina

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *