Pareja

10 cosas aprendidas en 10 años de Matrimonio.

articulo aniversario2El tiempo pasa volando y al pensar en mi boda, lo recuerdo como si hubiese sido unos días atrás. Solíamos ver otras parejas estar de aniversario con diez, quince años y hasta más, y nos quedábamos pensando: “waooo cuanto tiempo”.

Así que sin más ni menos, este pasado 2 de agosto, mi esposo y yo, estuvimos celebrando nuestro décimo aniversario. Ambos felices y agradecidos de haber compartido este tiempo juntos. Como en todo matrimonio, recuerdo muchas experiencias aprendidas, anécdotas para reír a carcajadas, momentos de preocupación, etc. Pero en este articulo, te comparto las 10 cosas  más importantes que he aprendido del matrimonio:

  1. Sin Dios no existe un matrimonio. La única forma de que un matrimonio perdure es contando siempre con la ayuda de Dios. El es el único que dará el amor y la tolerancia que se necesita para estar enfocados siempre en: “hasta que la muerte nos separe”
  2. Habrán tiempos muy buenos y de mucha felicidad.
  3. Deberán perdonarse una y otra vez. Y en este punto, tomar un borrador y nunca mantener la cuenta de quien perdona más.
  4. Convertirnos en padres nos ha cambiado la vida y nos ha unido como pareja. Contrario a lo que piensan muchas personas, los hijos, son fuente de felicidad y amor en el matrimonio. Saberlo y compartir esto con una visión clara de lo que ambos como padres quieren, hará toda la diferencia.
  5. Habrán tiempos de guerra y de cierta tristeza.
  6. Háganse reír. El sentido del humor será el salvador y apoyo en muchos momentos difíciles.
  7. El respeto mutuo y los valores que compartimos nos mantienen unidos. Como personas mi esposo y yo somos diferentes, en personalidad, intereses y gustos, pero una de las cosas que más nos ha ayudado, es tener respeto mutuo y sacar prioridades y valores en conjunto para este proyecto (nuestra familia) que decidimos emprender hace diez años atrás.
  8. Enamórense y demuéstrense a diario con acciones, que se aman. No con grandes gestos, pero si con pequeños detalles. Saquen tiempo de pareja, váyanse varias veces al año de fin de semana sin los hijos, y nutran esa relación.
  9. Háblenlo todo. La comunicación será una de las cosas que más los ayudará a evitar y resolver conflictos. El romance va y viene, pero ser mejores amigos, rara vez cambia. Di lo que te molesta, no almacenes rencores y rabia.
  10. No trates de cambiar a tu pareja. Tratar de cambiarla, traerá discusiones y conflictos al matrimonio. He aprendido que es mejor, aceptarla y reconocer que tiene derecho a pensar y hacer las cosas de una forma diferente a la tuya. Las personas no son para cambiarlas y reconstruirlas a nuestro gusto, son para aceptarlas y amarlas como son.

Somos aprendices hasta el final de nuestros días, y no importa el tiempo que tenga un matrimonio, siempre tendrá cosas nuevas que aprender, y cosas que mejorar.

Nos quejamos de cómo están los valores hoy en día, de la juventud y no sé cuantas cosas más, pero para que eso cambie, debemos comenzar desde nuestros hogares, a sembrar en nuestros hijos, la idea de un matrimonio sano y estable, centro de amor y de enseñanzas, de forma que cuando sean adultos, quieran tener “ese” matrimonio que tenían sus padres.

Espero te haya gustado. Te identificas con algo? Qué puntos compartes conmigo?

Bendiciones queridas lectoras!

Karina.

ASMIDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *