Personal

¿Prefiere tu hijo chuparse el dedo?

MavalaMi peque ALAF, desde que nació todo el tiempo prefirió chuparse el dedo a usar un bobo o chupete. 4 años más tarde, todavía sigue en eso, comenzó usándolo sólo a la hora de dormir, y luego, estaba con el dedo en la boca todo el tiempo.

Lo chupaba cuando tenía sueño, cuando se sentía nerviosa o padecía algún malestar. Intentamos de todo para que lo dejara, amarrarle las manos, decirle que se le deformarían los dientes, y muchas historias más. ¡Y nada!

Es bueno saber, que esa manía es totalmente natural y normal en los niños. Que muchos lo hacen desde el vientre de su madre, y que la practica les proporciona alivio y confort. Lo importante es preguntarse: ¿hasta cuándo pueden ellos tener este hábito, sin que tenga consecuencia negativa?

Mi primer hijo usó chupete hasta los dos años y tiene su dentadura perfecta. Especialistas recomiendan que no pasen de esta edad, ya que en esta etapa de los 2-4 años, comienzan a desarrollar el habla, y pueden verse con problemas de pronunciación de las palabras.

Así que luego de un chequeo rutinario a la dentista, pedí ayuda con urgencia, porque vi que la niña tenía el cielo de la boca deformado por el dedo. Y me asombré al enterarme que existen productos que pueden ayudarnos a eliminar esa costumbre. Siempre recuerda consultar con tu especialista.

En mi caso tenemos varios días usando este producto, “Mavala”, y lo recomiendo ciento por ciento. Primero porque no hace daño ni tiene efectos secundarios. Está demás decir, que nunca le daría algo a mis hijos que pudiera afectarles su salud, y, segundo, porque gracias a Dios, está funcionando.

Es un pequeño esmalte de uñas con un sabor amargo, que pones en el dedo de tu hijo.  Al probar el sabor, el niño deja de llevarse el dedo a la boca. Algo sencillo y con resultado inmediato. Mi pequeña ALAF ha dejado de chuparse el dedo en un noventa por ciento. Mientras que antes no podía dormirse sin él, ya tiene varias noches feliz y sin el dedo en la boca.

Nosotros lo pedimos por Amazon. Y espero que al igual que a mí, te sea de gran ayuda. Si sabes de alguna madre que presente este inconveniente con sus hijos, no seas tímida y refiérela a este articulo.

Cuéntame si tienes problemas con tus hijos por la costumbre de chuparse el dedo, y, lo más importante: ¿Qué métodos han usado?

Un abrazo,

Karina

ASMIDR

Este artículo tiene 1 comentario

  1. Giselle montes de oca Henriquez

    Muy chulo tu artículo, el producto es muy bueno he podido ver resultados muy eficaces en los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *